La Arquitectura de Mérida


En Mérida, la arquitectura no ha dejado de ser un reflejo fiel de loarq2.jpg (17724 bytes)s hechos sociales, económicos, políticos y culturales que a su pueblo acontecen; al mismo tiempo, se ha constituido como una manifestación sincera del alma y del sentir de los yucatecos. Es una manera en la que los recuerdos, las tradiciones y los ancestrales rasgos de un pueblo que es hoy eminentemente mestizo, han encontrado caminos de expresión.

El origen indígena y la herencia hispánica se han presentado alternada o simultáneamente en las manifestaciones arquitectónicas de Yucatán, a pesar de que comparten siempre el espacio urbano arq1.jpg (16378 bytes)y rural con las influencias de otras culturas como la mexicana, la francesa, la italiana, la inglesa o más recientemente, la norteamericana.

Dentro de este mosaico encontramos un grupo reducido de manifestaciones que de una u otra manera nos recuerdan y nos refieren a las raíces mayas del pueblo yucateco. A este grupo de obras se le ha denominado de diferentes formas. Por ejemplo, algunos autores le confieren la categoría de estilo al "estilo neomaya", otros simple y despectivamente le llaman mayismo, otros más neoindigenismo maya e incluso hay quienes lo incluyen como una vertiente dentro de corrientes históricas como el academicismo de fines del siglo pasado, el art-darquitectura1.jpg (16933 bytes)ecó de los años veintes y treintas o bien el deformado posmodernismo con el que hoy convivimos.

Por principio podemos citar como el más antiguo ejemplo registrado en Mérida, a la desaparecida fachada de una logia masónica diseñada y construida en 1915 por el arquitecto Amabilis en el antiguo templo del "Dulce nombre de Jesús" o de "Jesús María", ubicado sobre la calle 59. Otro muy significativo ejemplo de la arquitectura neomaya en Yucatán es el edificio conocido como "La Casa del Pueblo", inaugurado el primero de mayo de 1928 y ubicado en el barrio de La Mejorada, al oriente de la plaza principal de Mérida.

La tercera gran obra neomaya que aún se conserva en Mérida es el parque "de Las Amarq3.jpg (13614 bytes)éricas", ubicado al poniente de la ciudad en la actual colonia García Ginerés.
A partir de estos ejemplos tan relevantes, podemos agrupar otros de menores dimensiones, relevancia urbana o calidad, como son: el edificio del Diario de Yucatán (1933) , en el que con un academicismo austero, el ingeniero Francisco Rubio Ibarra creó una fachada con reminiscencias mayas, además de algunos detalles decorativos en el interior, y una casa habitación del mismo tipo ubicada en el cruce de la calle 43 con el Paseo de Montejo. Como otro ejemplo de neomayismo moderno encontramos la fachada del antiguo mercado municipal del barrio de Santiago; y ya dentro del art decó, el Cine Maya ubicado en la colonia Alemán de esta ciudad.
arquitectura2.jpg (18535 bytes)

Indudablemente hay más ejemplos de los que aquí se refieren, pero bástenos con esta pequeña muestra para conocer una de las más significativas partes de nuestro patrimonio histórico del siglo XX y de nuestra historia. Aprendamos a reconocer sus valores y a disfrutarlos. Esto ser  la mejor garantía de su conservación y aprovechamiento cabal.


Por: Diario de Yucatán / Adaptación de Cityview

Este sitio es elaborado por Enlaces y Comunicaciones del Sureste, S.A. de C.V.
en coordinación con El Diario de Yucatán
Si tiene comentarios o sugerencias, favor de dirigirse a
ChichenItza
@sureste.com

Inicie el milenio con la nueva imagen que le estamos preparando...