El Pasaje Emilio Seijo, importante núcleo
comercial
De traspatio a concurrida vía


A casi 50 años de que se abrió como un tajo en el Centro Histórico de Mérida, el Pasaje Emilio Seijo se ha convertido en paso obligado de muchas personas, y punto de referencia de propios y extraños.emilio.jpg (22903 bytes)

Actualmente, el pasaje luce, sobre la calle 60, una piedra donde están labrados el nombre "Emilio Seijo R." y las fechas "1976-79" y "1949", aunque no especifica que se hizo en cada una.

El objetivo al crear el Pasaje Emilio Seijo fue ofrecer a los meridanos un lugar seguro para hacer sus compras, ya que en ese tiempo no había un sitio en el centro de la ciudad que albergase un grupo de almacenes y tiendas de varios giros comerciales. Los terrenos del pasaje fueron en algún tiempo los traspatios de antiguas casonas del Centro, cuyos frentes se ubicaban sobre la calle 63.

Aunque en sus inicios el pasaje no estaba cerrado a la circulación vial, con el paso del tiempo se decidió convertirlo en un lugar exclusivamente peatonal, para que la gente pudiese hacer sus compras tranquilamente.

Al principio, el pasaje se conoció como "Primera calle nueva", pero posteriormente se le puso el nombre de Emilio Seijo Rubio, en honor a un antiguo comerciante meridano.

Entre los pioneros del Pasaje Emilio Seijo están Comercial Peraza, propiedad de los Sres. Domingo Peraza Romero y Domingo Peraza Lizama; el establecimiento del Sr. Elías Memeri, El País de los Niños, y las joyerías Teodora y Broadway.

Actualmente son 22 los establecimientos que diariamente abren sus puertas al público, con diversos giros comerciales: tiendas de ropa, ópticas, mercerías, ventas de bolsas y mochilas, farmacias, artículos fotográficos, imprenta, estanquillos, loncherías, etc.

Algunos de los locales, como Comercial Peraza, la zapatería Madrid y El País de los Niños, son testigos de la historia no solo del pasaje sino de todo el Centro Histórico.

El mercado potencial que ha venido en aumento en el pasaje atrajo, en los últimos años, a negocios como Súper Jeans, que vende prendas de vestir; Farmacias de Descuento y el almacén Atrevida, que vende ropa de licra.

El éxito comercial del Pasaje se debe a que está ubicado en una zona con constante afluencia de gente, no sólo por pertenecer al Centro Histórico sino también porque comunica con dos importantes vías de circulación: las calles 60 y 58.

Actualmente el pasaje se ha convertido en fuerte punto comercial, no sólo para los meridanos sino también para los turistas nacionales y extranjeros.

Entre los puntos negativos del lugar figura la invasión de los vendedores ambulantes, cuyo número aumenta los fines de semana, al grado de convertirse en un "mercadito".


Por Diario de Yucatán / Adaptación de Cityview

Este sitio es elaborado por Enlaces y Comunicaciones del Sureste, S.A. de C.V.
en coordinación con El Diario de Yucatán
Si tiene comentarios o sugerencias, favor de dirigirse a
ChichenItza
@sureste.com

Inicie el milenio con la nueva imagen que le estamos preparando...